lunes, 30 de septiembre de 2013

SOLIDARIDAD:UN CAMINO, VARIOS SENTIDOS


 

ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero

 

SOLIDARIDAD: UN CAMINO, VARIOS SENTIDOS.
 

La solidaridad en el sentido más básico y bajo la óptica de la sociología es: “el sentimiento de unidad basado en metas o intereses comunes…son los lazos sociales que unen a los miembros de una sociedad entres si”. Pero actualmente entendemos esta conducta, como el simple hecho o la capacidad de entregar de manera altruista bienes, dinero o trabajo a otros integrantes de nuestra o alguna otra comunidad, en una situación de desventaja, con relación al común denominador, esta desventaja puede ser multifactorial; por guerra, hambre, discapacidades o bien por el impacto de algún agente perturbador ya sea de origen sociorganizativo o natural; el punto de coincidencia en todos los casos está determinado por una afectación del entorno, rutina o capacidad para continuar con el estándar de vida de los integrantes de la comunidad afectada.  

México y los mexicanos nos hemos caracterizados ancestralmente por nuestra solidaridad Nacional e Internacional, ya sea refugiando a aproximadamente 25 mil ciudadanos españoles entre el 1939 y 1942 que huían de la guerra civil en aquel país o bien judíos perseguidos por mentes enfermas entre el 1933 al 19945 o que decir de los miles chilenos que dejaron su patria para salvar la vida y dejar atrás  las atrocidades de gobierno golpista de Pinochet. Más recientemente con los haitianos tras el terremoto sufrido en el 2010 o con los japoneses después  del paso de tsunami y que decir de las miles y miles de muestras que dimos la sociedad mexicana en su conjunto, tras los tristemente célebres terremotos del 85. 

Pero la solidaridad no es un camino de un solo sentido, no es sentarse a ver quién hace, quién me da, quién resuelve, me queda más que claro que tras la tragedia viene el desconcierto, la negación, la frustración y hasta el enojo por las pérdidas materiales y más aún por el dolor de haber perdido a un ser querido; pero no basta la ira, el coraje a la lamentación y mucho menos solo la actitud solidaria y desinteresada de nuestros semejantes, ni la solidaridad obligada de nuestros gobiernos y gobernantes, es necesario que levantemos la frente, que saquemos fuerza de flaqueza, que hagamos todos nuestra parte. 

México, ha sufrido la más extensa afectación territorial de toda nuestra historial, Manuel e Ingrid han dejado a su paso por territorio Nacional una estela de muerte y sobre todo de destrucción; reconstruir será una tarea ardua y de largo plazo, una carrera de distancia y no de velocidad, habrá que comprometer recursos que no tenemos, ajustar los planes y programas de gobierno, habrá que eficientarnos en todos los ámbitos, habrá que hacer más, mucho más con menos, por ello todos y cada uno de nosotros tenemos que hacer nuestra parte; los que afortunadamente no hemos sido afectados directamente, aportando lo más posible, Gobierno y autoridades haciendo su trabajo pulcra y eficazmente; partidos políticos, no lucrando ni condicionando, organizaciones no gubernamentales y liderazgos sociales siendo solo facilitadores de actuar transparente; medios de comunicación y comunicadores, informando con veracidad e imparcialidad, sin amarillismo que venda ni ocultamiento que enturbie y ustedes mis queridos hermanos y hermanos que perdieron sus casas, sus enseres, su patrimonio o desgraciadamente a algún ser querido, sacando la casta, luchando por los que afortunadamente se quedaron con nosotros, por niños, discapacitados y los adultos mayores que nos necesitan, trabajando con ahínco y orgullo para volver a la normalidad lo más rápidamente posible, sabiéndose que son parte de un todo, de una misma Nación, de un mismo México. 

 

El morral del ciego:

¡Viva México! y los mexicanos; seamos generosa y permanentemente solidarios.

1 comentario:

  1. Es cierto solidaridad no es solo dar al de enfrente, darte a ti procurar por uno y por los suyos. Muy bueno. Emma Yáñez

    ResponderEliminar