lunes, 2 de septiembre de 2013

GOBIERNO: NI OMISO, NI REPRESOR.


 

ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero

  

GOBIERNO: NI OMISO, NI REPRESOR.

 

A raíz de los plantones, marchas, manifestaciones, secuestro de instalaciones y personal por pseudo maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE), con los que “consideran obtener beneficios para el gremio”, nosotros los ciudadanos de a pie hemos sufrido en carne propia las consecuencias de dichos actos;  hemos visto como desquician el tránsito vehicular en esta ya caótica Ciudad Capital, como secuestran televisoras sin permitir salir ni entrar a nadie a sus propias instalaciones, hemos visto como con lujo de violencia irrumpen en el Congreso de la Unión, como destruyen propiedad privada y federal, como amagan, lo mismo a Diputados que a Senadores de la República, hemos visto como con toda desfachatez y cinismo se apoderan de espacios públicos -comen, duermen y orinan, entre otras muchas cosas- en esos espacios, hemos visto con gran tristeza como miles de escuelas se encuentran cerradas por qué no hay quien imparta clases y por ende existan más de un millón de estudiantes que aún no pueden iniciar el ciclo escolar 2013-2014.  

Pero como si esto no fuera por si lamentable, también hemos visto y atestiguado la absoluta apatía, inoperancia, inactividad, desidia e indolencia por parte de las autoridades del Distrito Federal, así como del ámbito federal, para contener las expresiones de inconformidad por parte de los pseudo maestros. No han movido ni un solo dedo para salvaguardar, en principio nuestra Garantía Individual de Libertad de Tránsito, conferida en Capítulo I, artículo 11 de nuestra Carta Magna; atestiguamos como comerciantes del Centro Histórico denuncian haber perdido más 600 millones de pesos tras tres semanas de plantón en el zócalo capitalino y no hay autoridad alguna que salga de la comodidad de su oficina para hacer algo al respecto, tampoco hay servidor público que nos diga de donde provienen los recursos con los que instalan con carpas de primer mundo para dar cobijo a los rijosos y claro para darles desayuno, comida, cena y diversión a los más de 12 mil “maestrillos” faltistas. 

Esto nos habla de una clara omisión culposa o premeditada de nuestro Gobierno y nuestros Gobernantes, evidencia su ineficacia, inoperancia o intencionalidad al permitir este tipo de delitos con algún fin muy oscuro y su conveniencia personal o partidista, omisión que por decir lo menos, los hace acreedores al calificativo de cómplices o bien te timoratos; si bien es cierto que nadie y menos yo, pretendemos que se llenen las manos de sangre del pueblo, como en el 68 o en el jueves de corpus en el 71, si queremos, demandamos que garanticen tanto la libertad de expresión como la tránsito, que no diferencien entre ciudadanos o grupos con privilegios y ciudadanos de segunda, que asuman sus responsabilidad y nos midan a todos con el mismo rasero. 
 

El morral del ciego:

Y como si fuera magia llego septiembre, mes de la patria, honremos el mes con más que pozole y muchos tequilas, trasmitamos nuestro orgullo por lo mexicano, por nuestros colores, por los símbolos patrios y digámosle al mundo entero y a las generaciones que nos preceden  ¡Viva México!

No hay comentarios:

Publicar un comentario