lunes, 25 de febrero de 2013


 
 ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero

GRUPOS DE AUTODEFENSA
¡Frustración, Hartazgo o Pretexto!  

Uno de los fenómenos socio-organizativos más interesantes de los últimos tiempos en México, ha sido el surgimiento o mejor dicho el resurgimiento de los llamados “grupos de autodefensa”, bajo la premisa o el pretexto de “falta de atención a sus demandas de seguridad” por parte de las autoridades competentes y digo competentes porque son a las que les corresponde y no por sus capacidades. 

Los Grupos de Autodefensa son movimientos de ciudadanos que principalmente han sido afectados por la pobreza y el clima de terror impuesto por el crimen organizado, en entidades como: Guerrero, Morelos, Estado de México, Tijuana, Oaxaca, Tabasco y Michoacán entre otros, que toman las armas, se encapuchan o embozan, crean retenes, hacen patrullajes, detenciones, enjuician y sentencian a presuntos delincuentes, para así asumir de manera anticonstitucional, las funciones y/o atribuciones de los cuerpos de seguridad del Estado, reflejando la incapacidad gubernamental para brindar las condiciones mínimas de seguridad que permitan el desarrollo de la vida diaria de las comunidades, así como el hartazgo de la ciudadanía ante la creciente ola de inseguridad y violencia que genera el enfrentamiento a balazos al crimen organizado y la lucha interna de éste y el sangriento enfrentamiento por el control de las plazas entre grupos antagónicos. 

Ante esta situación, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que es “deber del Estado mexicano dialogar con los grupos comunitarios de auto-defensa que han surgido en algunos estados del país, a fin de que se sepan escuchados”, al mismo tiempo reconoció “la existencia de entre 14 y 17 grupos comunitarios en el país, y que en el estado de Guerrero estos grupos llevan ya 17 años formados” con lo que pareciera hacerle al “Poncio Pilatos” al lavarse las manos al igual que al titular del Gobierno Federal, y dejar en el pasado la responsabilidad de la existencia de esos grupos y la incapacidad para desarticularlos y peor aun para atender sus demandas. 

Pero lo verdaderamente delicado de este asunto, al menos para el de la pluma, amén de la frustración y hartazgo de la sociedad y la evidente incapacidad gubernamental, es la gran posibilidad que existe de que estos grupos armados sean fácilmente permeados por el crimen organizado, grupos para militares o bien sean o puedan ser parte de algún movimiento armado –guerrilla- como lo fuera en su momento el de los Zapatistas, y de manera coyuntural accionen para legitimar el uso y posesión de armas de fuego, así como el uso de la fuerza, ambas exclusivas del gobierno, o bien para beneficios particulares que atiendan a poderes fácticos y no a la noble tarea de salvaguardar la integridad y propiedades de los habitantes de cualquier comunidad azotada por aquel flagelo. Con lo que estaríamos en el lumbral de manifestaciones de incomodidad llevadas a su máxima expresión, que hagan que se sacuda la estructura social y se deteriore el Estado de Derecho para beneficio exclusivo de quienes por antonomasia y ambición desmedida han pretendido desestabilizar al país.
 

¡Tomemos conciencia, exijámosle al gobierno que cumpla con sus responsabilidades
y mantengamos dentro del marco de la Ley!
 

El Morral del Ciego:

Esta semana inicia el recrudecimiento de lo que será una verdadera lucha interna por el poder, el mayor ejemplo de lo que es la realidad de el precepto de “amor al prójimo” –esto dicho con sarcasmo- y la evidente decadencia de uno de los liderazgos (poderes) más cuestionados no solo de la historia reciente sino de la historia en general; seremos testigos de verdaderos golpes bajos, de acusaciones y encubrimiento, de filias y fobias, de intereses de grupo y personales, de escándalos al descubierto, de malos y desaseados procesos, en fin una serie de linduras que hacen parecer como cosa de niños, a algunas elecciones presidenciales mexicanas tristemente celebres, pero que al final del proceso aparecerán como el ave fénix, resurgiendo de entre las cenizas, más cohesionados que nunca, más unidos que en los 2013 años anteriores, saldrán a dar un ejemplo de unidad, alineamiento y hegemonía que espantaría a algunos dinosaurios de nuestra política nacional, seremos pues testigos del camino al conclave que nos lleve al avistamiento del humo blanco que anuncia con bombo y platillos “Habemus Papam”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario