martes, 13 de noviembre de 2012


 

ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero
 

MARIGUANA: ANTES DE LEGALIZAR…DESMITIFICAR E INFORMAR

 

Con bombo y platillo el pasado 29 de octubre el aun Presidente Calderón, presento algunos de los datos de la Encuesta Nacional de Adiciones, que realiza la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) desde el 2002 pero que cuajara bien hasta el 2008, año en el que por primera vez presentara datos precisos por Estado y tipos de adicción. 

Entre otros datos de interés que anuncio el Presidente destaca el que “el consumo de drogas ilícitas había descendido, gracias a la creación de los Centros Nueva Vida” encargados del tratamiento y prevención de adicciones, también señaló que a la fecha el “principal problema entre los jóvenes y adolecentes es el consumo desmedido de alcohol, particularmente entre las mujeres”, pero existen otros datos que bajo mi óptica nos deberían de hacer reflexionar sobre el futuro inmediato. 

A pesar que como tal la Encuesta Nacional de Adiciones, al momento de esta publicación no se encuentra disponible en los distintos portales de internet de ninguna institución gubernamental, se han filtrado una serie de datos que tienen otras distintas lecturas a la triunfalista de Calderón, uno de ellos que es al igual que hace 10 años la droga ilícita más consumida en el territorio Nacional es la mariguana (cánnabis) o mota como comúnmente se le conoce; que 8 de cada 10 consumidores, o sea el 80% de nuestros consumidores habituales de drogas ilícitas consumen mariguana, marihuana marijuana, grifa, como le quieran llamar; que si bien es cierto que esta es la llamada “droga de primer contacto” por su bajísimo costo en el mercado, o por la facilidad para conseguirla o sembrarla y que es ella la que inicia a los consumidores a sumergirse en ese mundo –para muchos sin retorno-  o bien en otros casos para seguir o avanzar con el consumo de otro tipo de enervantes, estupefacientes, drogas sintéticas o de diseño mucho más poderosas, dañinas y adictivas, también es cierto que la gran mayoría como se ha mencionado, permanece en ese consumo inicial. 

Que si bien es cierto que los Centros Nueva Vida hacen un excelente trabajo, la mayoría de sus esfuerzos y recursos son canalizados al tratamiento de las adicciones y no a su prevención, que no existen una conjunción de empeños y voluntades entre las Organizaciones No gubernamentales interesadas en el tema y los distintos ordenes de Gobierno para hacer un solo frente a este problema; que no existe en ningún plan de estudios de escuelas públicas o privadas que contemple ya no un tratado completo en torno a la prevención de adicciones, sino solo una unidad en los libros de texto o bien talleres permanentes que informen a la juventud sobre los riegos de incursionar en ese mundo y menos aun una visión estratégica-globalizadora que involucre a los padres de familia, educadores, autoridades y sociedad en su conjunto, para desde cada una de sus trincheras saber que decir o hacer para orientar e informar sobre todo, a la juventud respecto a los riesgos, enfermedades y perjuicios que pueden llegar a ocasionar el uso de drogas, para lograr desmitificar el tema, desarraigar el tabú, hacerlo tema de conversación diaria, de las platicas de sobremesa, de las charlas de café y hasta de los sermones u homilías de clérigos y religiosos ¿porque no?. 

Todo esto aunado a las recientes legalizaciones o despenalizaciones al consumo personal de mariguana con “fines lúdicos y medicinales” en los Estados de Colorado y Massachusetts en el vecino país de norte, mientras que en Washington se fijó un impuesto a su comercialización, en otros como Arkansas y Montana se autorizó su terapéutico, lo que en primera instancia nos habla de una terrible incongruencia por parte de los Gringos, que por un lado presionan, otorgan recursos, capacitación, califican y hasta sanciones a los países, especialmente latinoamericanos, por sus políticas y acciones de combate al narcotráfico y por otro como mencionamos, despenalizan o legalización su consumo, así como su comercialización. 

Todo este panorama y los aspectos que engloban me hacer llegar a la conclusión-propuesta que no solo México sino el mundo entero tendríamos que estar ya en el debate, en la organización de campañas interconectadas y multidisciplinarias, primero que desmitifiquen como tal el tema de la mariguana y su consumo, los riesgos de salud y seguridad que ocasiona y desde luego el más importante como prevenir su adicción. 

Con lo anterior no pretendo plantear que esa discusión nos tenga que llevar obligadamente a su legalización o no, ese no es el punto ni el objetivo de la propuesta, está se basa primero en generar toda la información posible de las características, peculiaridades, síntomas, mitos y realidades que rodean a la mariguana y sobre todo lograr poner esa información al alcance de la población en general; cuales son las consecuencias de su consumo, como afecta el desarrollo de las personas y sus interacciones con el mundo que los rodea, que si con su legalización y control se le podrá pegar al narcotráfico en donde más le duele, en el dinero, esos y mil temas más habrá que desmenuzarlos y como dije hacerlos públicos, como nos sucedió con el solo nombre, uso, publicidad y educación de los preservativos, condones, que en un momento dado tan solo su mención, en el mejor de los casos,  era motivo de reprimendas, vergüenza o segregación pero que con información primero y difusión después se logrado revertir no solo el tabú de su existencia sino que ha contribuido sólidamente a la disminución de embarazos no deseados y contagio de enfermedades de transmisión sexual. 

He de reconocer públicamente que a pesar de considerarme un individuo sin prejuicios y progresista, no tengo claro si es o no conveniente la legalización de la mariguana, de lo que si estoy 100% convencido es que la información que hemos compartido en esta y otras entregas de este ejercicio, nos plantean la disyuntiva de acabar con el yugo de la desinformación y con ello crear la posibilidad, llegado el caso de tomar la decisión que a conciencia cada quien prefería o convenga. 

El Morral del Ciego:

Tal parece que la mano dura que muchos han pedido por parte del gobierno, esta por hacerse realidad, según declaraciones del propio Enrique Peña Nieto, al reunirse con legisladores de su partido, tras su arribo a la presidencia propondrá desaparecer la Secretaría de Seguridad Publica e integrarla como una Subsecretaría más de la Secretaría de Gobernación, crear una Gendarmería Nacional y retornar las funciones de inteligencia y seguridad (CISEN) que fueran despreciadas desde la gerencia de Vicente Fox. Ahora que la de Gobernación será toda una Súper Secretaría, tendrá no solo el control de la política interna de país, sino que además el control de la Policía, de los Servicios Secretos y la potestad de meter o sacar de la cárcel a quien a sus intereses convenga, obviamente empoderando y catapultando de inmediato al 2018 a su futuro responsable, que todo parece indicar que será el ex Gobernador Hidalguense, Miguel Ángel Osorio Chong.

No hay comentarios:

Publicar un comentario