lunes, 5 de diciembre de 2011

COMO SLOGAN DE ESTACIÓN DE RADIO ¡6.20 el partido que llegará para quedarse!

ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero



COMO SLOGAN DE ESTACIÓN DE RADIO
¡6.20 el partido que llegará para quedarse!  

Al conocerse la renuncia del profesor Humberto Moreira a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, a consecuencia del escándalo por la aparente falsificación de documentación para contraer deuda pública durante de su mandato como Gobernador en el Estado de Coahuila y a pesar de que apenas hace 15 días amagará con que “no dejaría la presidencia de ese Instituto hasta el 2015” fecha en la que concluiría formalmente su encargo, el pasado jueves y frente a un auditorio “Plutarco Elías Calles”, repleto de simpatizantes y una gran batucada, el hoy ex dirigente presentó su renuncia, argumentando que “no permitiría que una guerra mediática en su contra” dañara la imagen de su partido  y porque “confío en un hombre que es la esperanza de México, que es Enrique Peña Nieto”.

Por su parte, el propio precandidato tricolor Enrique peña Nieto (EPN), aseguró que la renuncia “fue una decisión prudente” y destaco que los señalamientos sobre el endeudamiento en Coahuila son referentes a “algunas irregularidades cometidas en su estado, no personalmente”, al mismo tiempo resalto los “magníficos resultados” obtenidos por PRI, ya que en todas las contiendas electorales en las que participaron durante el corto periodo que Moreira fuera presidente, les fueron favorables. 

Esta renuncia no solo allanará el camino de EPN, sino que evidencia el imponente control que  el aspirante presidencial y el grupo político que encabeza, mantienen sobre el diario acontecer del Revolucionario Institucional. Evidencia el control, su capacidad de negociación, de acordar, de imposición y por supuesto su oficio político, que se requiere para estar en posibilidad de influir de tal manera, en la conciencia colectiva y en el ánimo de esa clase política. 

Ahora bien, hace algunos años al inicio del gobierno del Presidente Calderón y como resultado de un ejercicio profesional, asegure ante propios y extraños que: la única forma que el PRI regresara a los Pinos, era que llegarán a la contienda electoral unidos, sin fracturas, sin guerra sucia -al menos evidente- de cara a la sociedad y siguiendo los principios que lo había posicionado por décadas al frente del Gobierno, no importase quien abanderara ese proceso. 

El día de hoy, no solo sigo considerando esa misma teoría, sino que además podría aseverar que al igual que en su momento los denominados “Toficos”, en alusión a otro slogan comercial de golosinas que el single decía “toficos… uuuy que ricos”, grupo al que pertenecían entre otras figuras públicas el ex mandatario Carlos Salinas, que aseguraban y lo cumplieron que “llegarían al poder por lo menos 18 años”; este nuevo grupo encabezado por EPN pudieran permanecer en el poder por varios sexenios, siempre y cuando logren mantener, primeramente condiciones optimas de seguridad, empleo y estabilidad para el país, pero principalmente y como estrategia partidista e independientemente de los resultados -que dicho sea de paso todos deseamos que sean los mejores ya sean con A, B o C- sino que solamente apegados a sus códigos, principios y procedimientos que mostraron en las recientes elecciones, particularmente en el caso del Estado de México, en donde no solo arrasaron con la elección (carro lleno) sino que además perfilaron de manera muy clara cuál sería la forma y fondo de su proceder para los comicios del año próximo, que los posicionan en clara oportunidad de ganar no solo en el 2012, sino de repetir en la Presidencia de la Republica varios sexenios más. 

Podemos estar de acuerdo o no, ser o no de nuestro agrado o preferencia política, pueden estar llenos de sombras e historias y mitos truculentos, lo cierto es que como Instituto Político han mostrado una unidad a prueba de la o las izquierda y los oficialistas, han hecho gala de  la forma según ellos en que deben alinearse sus militantes  (disciplina), han dejado claro que el que se mueve no sale en la foto, han podido repartirse previamente el pastel (conciliar los intereses de los distintos grupos de poder internos), han regresado al cambaceo  (trabajo puerta por puerta) y sobre todo a ese discurso supremacista en el que nadie es digo contrincante y que por ello no se enfrentan can nada ni nadie, sino por el contrario su discurso ahora es conciliador, incluyente y hasta de coalición, prácticas todas ellas y muchas más extremadamente añejas, probadas y comprobadas que les dieron y según yo les darán resultado.  



¡Todos sabemos que requiere el país, solo nos debe de diferenciar la manera en que lo queremos lograr…como sociedad pugnemos por un Proyecto de Nación incluyente, democrático y progresista, a la vanguardia de nuestras aspiraciones y necesidades individuales y colectivas; pugnemos por un México libre, autónomo e independiente!


 

El Morral del ciego:

Estamos ya de lleno en la etapa mercantilista más significativa del año, independientemente de nuestras creencias, no permitamos que la propia mercadotecnia nos indique la manera de proceder, comportarnos y evidentemente de qué y cómo gastar o peor aún de cómo festejar; recordemos que somos un pueblo con una gran riqueza cultural, llenos de tradiciones que le dan sentido no solo al presente sino al futuro de nuestra existencia cultural, no hagamos nuestras costumbres sin arraigo, que solo promueven la estandarización y con ello la pedida de identidad personal y nacional. Hagamos de esta época una razón para analizar, para la introspección y porque no para visualizar lo que queremos y deseamos para nosotros, para quienes nos rodean y para el país en general. ¡Felices fiestas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario