lunes, 24 de octubre de 2011

BREVES PANAMERICANAS ¡Grandes expectativas!






ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero


BREVES PANAMERICANAS
¡Grandes expectativas!


 Los primeros Juegos Panamericanos, se celebran en 1951 en Buenos Aires, Argentina, desde entonces y hasta la fecha se han venido realizando sin falta cada cuatro años, en esa primera edición la justa deportiva conto con la participación de tan solo 21 países,  18 disciplinas y 2 mil 513 deportistas; México ha tenido la oportunidad de organizar tres ediciones; la segunda, que se realizo entre el 12 y el 26 de marzo de 1955, así como la séptima, realizada entre 12 y el 26 de octubre de 1975 en donde se rompe la barrera de los 3 mil participantes y la edición número 16 de la Fiesta de América, los Juegos Panamericanos en Guadalajara, Jalisco 2011 en donde se están midiendo los atletas de más alto rendimiento del continente en 47 diferentes disciplinas, que van desde todas las variantes del ciclismo, pruebas de pista y campo en el atletismo, las tradicionales como el esgrima, levantamiento de pesas, gimnasia rítmica y artística, boxeo, taekwondo,  remo y canotaje, así como otras tantas menos comunes o al menos con menos difusión en nuestro país como: aguas abiertas, rugby, tenis de mesa, softbol, esquí acuático, hockey, squash y balonmano y algunas más conocidas entre ellas: el beisbol, voleibol, boliche, baloncesto, clavados y voleibol de playa. En esta edición participan 42 países y 5 mil 996 deportistas; la siguiente justa se celebrará en Toronto, Canadá en el 2015. 

En cuanto a las preseas, históricamente los Estados Unidos encabezan tabla, al haber conseguido mil 747 preseas de oro, mil 295 de plata y 873 de bronce para hacer un total de 3 mil 915, en segundo lugar se encuentra Cuba con un total de mil 793, le siguen Canadá, Argentina y Brasil, hasta llegar a México en el sexto lugar con un total de 811 medallas, de las cuales 166 son doradas, 223 plateadas y 422 de bronce.  Al día de hoy , en esta dieciseisava edición, México se encuentra situado en el quinto lugar del medallero al contar con tan solo 17 medallas de oro, 16 de plata y 25 de bronce para hacer un total de 58, lo que nos habla de un muy pobre rendimiento de la delegación mexicana que se presenta con más de 700 deportistas de alto rendimiento y curiosamente los que han logrado subirse al podio, son aquellos que más bien son producto del arduo trabajo personal, del apoyo que les brindan sus familias, pero principalmente del coraje, pundonor y vergüenza deportiva y no como resultado de una política institucional bien definida, que promueva un semillero de nuevos talentos, un programa completamente articulado que genera la cultura deportiva entre los jóvenes, una partida presupuestaria rica, trasparente y fideicomisada que otorgue las becas suficientes para apoyar a quienes tienen interés, talento y habilidades.

Políticas públicas en los tres niveles de gobierno que promuevan, integren y premien el desarrollo físico-atlético, simultáneamente al académico; integradoras y multidisciplinarias que estimulen a nuestros deportistas a cambiar los paradigmas de mediocridad con los que ancestralmente hemos sido programados y reprogramados una y otra vez. Designar a funcionarios con visión, con una formación académica y trayectoria profesional acorde a las funciones y necesidades específicas de la tarea a desarrollar y no a ex deportistas que blanden únicamente los blasones de viejas hazañas deportivas y que no tienen ni la menor idea de lo que implica el diseño e implementación de políticas públicas, el desarrollo gerencial o la visión emprendedora que requiere nuestro deporte Nacional para colocarse no solo en el cuadro de las medallas, sino para generar en nosotros la cultura del esfuerzo, la constancia y persistencia, en una solo expresión la cultura del deporte de alto rendimiento. 

Así pues, más allá de la pobre cosecha de medallas  y la inexistencia de dirigentes nacionales con los perfiles adecuados para trazar el rumbo del deporte nacional, esta la impecable actitud  que ha mostrado el pueblo mexicano, no solo con el apoyo incondicional a sus atletas, sino como anfitriones, mostrándole al mundo que somos mucho, pero mucho más que imágenes de muertes violentas y narcotraficantes; mandando un mensaje al mundo entero de hermandad, seguridad, cultura, paz; exhibiendo la cara bien peinada de nuestra nación, esa que muestra nuestra cultura y tradiciones, esa que hace gala de su riqueza culinaria, esa que grita a los cuatro vientos al son de un buen mariachi nuestra capacidad organizativa, nuestra infraestructura turística de más alto calado, la que habla de ese pueblo gentil y cálido, educado y deseoso de ser conocidos o redescubiertos, como mujeres y hombres de bien, trabajadores y no como el sombrerudo sentado a la sombra de un cactus con botella en mano. México y los mexicanos somos muchos más que esa imagen distorsionada, somos un gran pueblo, somos una gran nación.   

¡Hagamos del deporte nuestra cultura!


El Morral del ciego:
¡Éramos pocos y pario la abuela!…reza el refrán. Con más de treinta años de haber emprendido un camino en busca de nuevos horizontes, mejores condiciones de vida, desarrollo personal y profesional, hoy la vida los vuelve a poner en la misma latitud -un tanto por seguir en esa búsqueda, otro por la condiciones de inseguridad de su anterior residencia- hoy, el Arquitecto Universal nos brinda la oportunidad de reagrupar las células madre de una gran familia, en plenitud de capacidades, harmonía y equilibrio; solo habrá pedir y darnos la oportunidad de reconocernos, de saber que somos otros, que hemos crecido, que la interacción ahora es mucho más sutil pero sin perder el encanto del ají y la pimienta, pero más abierta y cariñosa que nunca, así que a caminar juntos, a hacer una nueva historia. Esta es su casa y su familia, sean y siéntanse bienvenidos mis queridos hermanos, René y Lulú.

Hablando de otros menesteres, como estarán de complicadas las cosas al interior en el PRD y la lucha interna entre tribus y al interior de las mismas, que ni si quiera son capaces de acordar las reglas básicas para desarrollar una elección interna de consejeros; ya nos podemos imaginar el marranero que será la elección del candidato a la Presidencia de la República, de pronóstico reservado. Que mal por la izquierda, que cada día se diluye más.

1 comentario:

  1. Muchas felicidades por tu columna, me da gusto ver que los temas que tratas van desde la comida a lo sucedido en el PRD, muy actual.
    Me sumo a la bien venida a nuestros hemanos.
    Emma Yáñez

    ResponderEliminar