lunes, 6 de junio de 2011

LAS CÁRCELES EN MÉXICO ¡Mal negocio para los ciudadanos!

06 de junio del 2011



ECLIPSE

Por Benjamín H. Yáñez Campero


LAS CÁRCELES EN MÉXICO
¡Mal negocio para los ciudadanos!



El sistema penitenciario en México representa un gran costo social en todos los sentidos y se ha convertido en la antítesis del objetivo inicial de su creación. Es un sistema obsoleto, lleno de vicios, corruptelas e ineficiente; es un sistema de readaptación que no readapta; no genera nuevas habilidades que le permitan al interno reincorporarse a la sociedad que ofendió; mucho menos,  educa o dignifica y más grave que eso, no solo no promueve la reparación del daño a las víctimas o la propia sociedad, sino que además de ello nos cuesta la manutención de nuestros ofensores.
 

La Secretaría de Seguridad Pública, a través de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario Federal, así como de la Dirección General de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación, dirigen y operan -en el más amplio sentido de la expresión- aproximadamente 437 centros penitenciarios para adultos y 58 para menores infractores, de los cuales 340 fueron creados ex profeso y 97 se adecuaron para esa función; con una población general estimada de 105,000 reos, misma que rebasa la capacidad instalada en promedio en por lo menos en 13%.
 

Lo que nos habla de una clara sobrepoblación y hacinamiento, que a su vez originan una larga lista de hechos de corrupción y cuantiosas e ilícitas ganancias. Del cien por ciento de los internos, más del 45% son presos “preventivos”,  o sea que no se les ha dictado sentencia, ese proceso puede llegar a durar varios años, el resto son internos “sentenciados”, lo que representa una relación, entre ambos, de más del 92%, en los países desarrollados esta relación solo alcanza el 30%. En ninguno de los status de reclusión en México se considera resarcir el daño, trabajo comunitario o mucho la menos autosuficiencia.
 

Es sabido por todos, que los Centros Federales de Readaptación Social (CEFERESO) más que eso son “escuelas del crimen”, “agencias de prostitución” y recientemente, “centros de mando y operación”, así como “casas de seguridad” para los propios hampones miembros de los delincuencia organizada, de los cárteles de la droga y sus sicarios que desde la complicidad de su reclusión planean, diseñan y operan extorciones, secuestros y un sinfín de actos delincuenciales.
 

Ahora bien, en cuanto al costo de manutención por día de los presos, estos oscilan según el país; en España alrededor de 54 euros, en Argentina 298  pesos y en Estados Unidos  65 dólares, lo que equivale en pesos mexicanos al tipo de cambio: $918.00, $850.00 y $780.00 respectivamente. En México, particularmente en el Distrito Federal, a decir del que fuese el Director General de Prevención y Readaptación Social, el Licenciado Antonio Hazael Ruiz Ortega, el costo diario es de $120.00 lo que haría  un total anualizado de $43,800.00 pesos por interno. Tomando como referencia esta cifra podríamos calcular que mantener a los aproximadamente ciento cinco mil reos en todo el país, nos cuesta a los ciudadanos que cumplimos con la Ley, que pagamos nuestros impuestos y que hemos sido víctimas directas o indirectas de estos personajes, la friolera de $4´599,000,000.00; Sí, son cuatro mil quinientos noventa y nueve millones de pesos lo que más o menos nos cuesta mantener anualmente a nuestros delincuentes. Casi una tercera parte del presupuesto total que ejercerá el Estado de Tlaxcala, más de la mitad del presupuesto asignado para Ciencia, Tecnología y Educación en el Distrito Federal o bien 550 millones más del presupuesto histórico de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).


Ahora resulta que además de haber sido agraviados, despojados, chantajeados, secuestrados, violados o en el peor de los casos mutilados o muertos, ahora también los tenemos que mantener, distraer recursos del presupuesto que se genera con el pago de nuestros impuestos y que bien se podrían ocupar en rubros que rindieran a corto y largo plazo grandes beneficios sociales como la educación, generación de empleos, cultura o recreación.
 

Desde mi muy particular punto de vista, de ese que generamos los mortales, los de a pie, los que salimos a partírnosla todos los días para lograr mejores condiciones de vida para nosotros y los nuestros; las cárceles deberían de ser ¿sí o no? concesionadas como en Estados Unidos, en donde existen empresas como Corrections Corporation of America  que gestiona privadamente más de sesenta penitenciarías norteamericanas, facturando un promedio de 42 dólares diarios y su balance muestra que obtiene rentabilidad empresarial. En México las cárceles, por lo menos debieran de ser auto suficientes, claro que el ideal es que además pudieran resarcir los daños a los ofendidos, pero con solo no mantenerlos yo estaría de acuerdo o ustedes ¡qué opinan?
 

Solo habría que replantear que las penas se encaminen primeramente a resarcir los daños a las víctimas; buscar la posibilidad de conmutar penas menores por trabajo que beneficie a la comunidad, y particularmente la autosuficiencia de los internos y por ende de los centros de reclusión.
 

Este es el momento de empezar a considerar estos y otros muchos cuestionamientos que tendremos que hacernos antes de emitir nuestro voto; es tiempo de revisar los discursos de los ya muchos pre pre pre candidatos y las propias plataformas ideológicas de los partidos políticos que buscan a cualquier costo nuestro voto. Primero ver que ofrecen, después que se comprometan y entonces decidiremos si les damos nuestro voto.

¡Aprendamos de la historia, No cambiemos nuestro voto por espejos!


 El Morral del ciego:

Me comenta un vecina y entrañable amiga de la Delegación Benito Juárez que el Señor Delegado de la demarcación, de extracción panista dicho sea de paso, Don Mario Palacios para los únicos ciudadanos que tiene tiempo de atender, es para los innumerables desarrolladores inmobiliarios que tienen sumergido el territorio delegacional en una gran nube de polvo por la indiscriminada construcción de mini departamentos y que para los vecinos juarenses solo se reparten diez a quince “fichas” semanales para solicitar audiencia con su excelencia, información confirmada por la señorita Janet García responsable de audiencias. ¡Que alguien le diga al Delegado: primero el ciudadano y después el negocio!


5 comentarios:

  1. Coincido totalmente contigo, las cárceles en nuestro país deberían ser concesionadas como lo es en Estados Unidos, podrían tener la visión del "costo-beneficio", con el simple hecho de que fueran auto suficientes se lograría y se avanzaría mucho, el detalle es... que no existe, hasta el día de hoy, alguien que quiera verdaderamente reformar el sistema penitenciario en México. Tristemente es un círculo vicioso enorme, de toda la vida, donde mucha gente sale beneficiada y no les conviene que esto cambie.Si algún pre pre candidato lo ofrece por escrito y firmado, voto por él!




    Haydée Pensamiento San Germán

    ResponderEliminar
  2. HOLA QUERIDO BENJAMIN
    TE ESCRIBE MARICARMEN BARBOSA
    AHORA ESTOY COMO CONTRALOARA INTERNA EN LA S
    SECRETARIA DE GOBIERNO DEL DF
    TENGO CONTACTO DIRECTO CON LOS RECLUSORIOS DEL DF
    SI NECESITASS ALGO ME BUSCAS

    HERMOSO DIA

    ResponderEliminar
  3. Benno:

    Este día sólo puedo agregar una felicitación por tan prolija columna, es perfecta............Me encantó el morral del ciego,
    Interesantes cifras sobre los centros penitenciarios, hace como 10 años hice mi tesis basada en la puesta en marcha de una maquiladora
    dentro de un cereso y hasta fui a la cárcel de Tepepan, me encanta el tema.

    Besos y abrazos.

    Tania Silva Castillo

    ResponderEliminar
  4. Hola Pelón, te comento que me gusta mucho tu columna “ Eclipse” no me la pierdo y ahora que me llega este mail me acordé de lo que escribiste el Lunes ojalá se hiciera esto en México.

    Saludos,

    Lila

    ResponderEliminar
  5. Benjamin:
    Interesante tu punto de vista. Estoy de acuerdo que es una cantidad considerable la cual está invertida en los centros penitenciarios y en general a un sistema de justicia y seguridad que no brinda la primera y mucho menos la segunda.

    Algo que me gustaria saber o, mejor dicho, de lo que me gustaria que escribieras y que ligeramente tocas en el articulo es sobre la corrupcion dentro de las carceles, asi como la cantidad de inocentes que existen dentro de ellas y el lentisimo sistema que, genera mas gastos para las y los mexicanos.

    Espero que estes bien y pronto leer algo al respecto!

    NOTA:
    Bravo Mena ha copiado tu slogan: Seguridad para tu familia. (Hoy justamente me di cuenta jeje.)
    Saludos!
    Irving

    ResponderEliminar