lunes, 24 de marzo de 2014

¿QUIÉN MATO A COLOSIO?


ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero



¿QUIÉN MATO A COLOSIO?


A 20 años del magnicidio, habemos algunos que todavía nos lo preguntamos, que con añoranza, coraje y mucha indignación, hacemos y hacemos conjeturas, algunas de ellas informadas, otras de café y otras tantas de frustración, pero siempre con el firme anhelo no solo de saber ¿Quiénes? sino por supuesto el ¿Por qué?.

De quienes jalaron el gatillo, al menos sabemos algunos nombres, ¿de chivos expiatorios? probablemente, de quienes pagaron algunos platos rotos también, de uno que otro desaparecido, quizá; de que irónicamente se dice que la misma bala que cobardemente cegara la vida del sonorense, también le arrebato la vida a otros tantos en su infame camino, pudiera ser cierto; que esa triste celebre bala dejara sin padre a algunos hijos, más que afirmativo; que a raíz de Lomas Taurinas México es otro, no hay duda; que el corazón de quienes creíamos en él, no solo como político sino como hombre o amigo, se detuvo –al menos por un instante- al mismo tiempo que el suyo dejara de latir, yo lo sostengo, que esos corazones dejaron de creer y hacer política, al menos por algún tiempo, fue inevitable; que a su paso por la vida dejo profunda huella, que marco a toda una generación y que se convirtió en referente de vida, ha sido visible y que su legado pasara al posteridad, no existe duda alguna.

Pero de quien fue o fueron los responsables intelectuales, solo especulaciones existen, que si fue una conspiración o un crimen de Estado, que si todo se fraguó en Los Pinos, que pudo haber sido Camacho Solís, que un contrato del crimen organizado, solo suposiciones, verdades o mentiras a medias. En este momento de la historia, hasta la verdad pudiera ser mentira.

Lo realmente cierto y de lo que no nos queda duda, es de la falta de capacidad de las autoridades para resolver el caso, de una inminente inoperancia y/o complicidad, de su falta de profesionalismo y profesionalización, de la nula memoria colectiva que tenemos como país, y de lo permisivos que nos hemos vuelto con nosotros mismo en nuestra calidad de ciudadanos libres y responsables.

Pero ¿Quién mato a Colosio? Al parecer fue “Fuente Ovejuna Señor” o bien sus ideales o aun mejor dicho, la contundencia de ellos y el temor que provocaba a los poderes fácticos que a la fecha mantienen una abierta injerencia en la vida Nacional.
  

“Soy un candidato que viene de la cultura del esfuerzo y no del privilegio, soy un hombre que viene del norte, soy un hombre que se crió en la frontera y que sabe que las cosas se tienen que ganar a pulso, nada me ha sido fácil. Son momentos de cambio, de transformación en nuestro país; estoy decidido y determinado a ganarme la confianza de los mexicanos”
Luis Donaldo Colosio Murrieta


El morral del ciego:

Aclaración, solo por aquello de las re-cochinas dudas, Amado Yáñez (Oceanografía, Gallos Blancos, Manuel y Jorge Bribiesca hijos de Martha Sahagún etc. etc.) no tiene nada que ver con el de la pluma y mi corto pero transparente linaje. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario