lunes, 1 de agosto de 2011

  agosto del 2011


ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero


FEMINICIDIOS
¡Otra aberración de nuestra condición humana!
 

Los feminicidios o  femicidios, por desgracia son mucho más que un neologismo del vocablo ingles femicide,  que hace referencia al homicidio de una mujer por el simple hecho de serlo, por  haber sido privilegia al nacer con su género, su condición de mujer.

 No obstante lo aberrante de  privar de la vida a alguien, lo es más cuando esta se perpetra sin que la víctima fatal, haya agredido, robado, secuestrado, asaltado, abandonado, engañado o violentado de manera alguna a su victimario y con ello este último se sienta con “algún derecho” de hacerlo –no existe motivo que justifique la violencia- quitarle la vida a una dadora de ella por su naturaleza, es simplemente el más puro acto de cobardía y sinrazón de nuestra deteriorada condición humana.

En México, tan solo en el periodo comprendido entre 2009 y 2010 se registraron un total de 1,728 feminicidios, en 18 Estados de la Republica, concentrados principalmente en Chihuahua, México, Jalisco, Tamaulipas, Sinaloa y Morelos; tan solo en Ciudad Juárez el número paso de 117 casos en el 2009 a más de 306 en el 2010. En el Distrito Federal en el mismo periodo, se registraron 203 de asesinatos de mujeres, 149 de ellos fueron atribuidos a razones de género. Aproximadamente el 53% de los feminicidios fueron perpetrados en contra de mujeres de entre 21 y 40 años de edad, el 57% de los cuerpos fueron hallados en plena vía pública y el 60% evidenciaba severas marcas de violencia, todo esto según datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

Pero afortunadamente, no todo son malas noticias,  el pasado 26 de julio se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el decreto por el que se reforma el Código de Procedimientos Penales que incorpora (tipifica) la figura del feminicidio y que establece sanciones que van desde los 20 a los 50 años de prisión a quien por razones de género prive de la vida a una mujer.

Este decreto contempla que se considera feminicidio cuando la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo, que se le hayan infligido lesiones o bien mutilaciones previas o posteriores a la privación de la vida.  Existan datos que establezcan que se han cometido amenazas, acoso, violencia o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima; el cuerpo de la víctima sea expuesto, depositado o arrojado en un lugar público; o la víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a su fallecimiento.

La pena será de entre 30 y 60 años de prisión cuando exista alguno de los supuestos anteriores, y además, el responsable y la víctima hayan sostenido alguna relación sentimental, afectiva o de confianza; de parentesco, laboral, docente o cualquier índole que implique subordinación o superioridad.

Habrá que destacar que, estas reformas al Código Penal y de Procedimientos Penales del DF, fueron aprobadas por unanimidad, durante el periodo extraordinario de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, con lo que nuestros legisladores locales se logran colgar una medalla, nos habla de que existen voces en las Comisiones de Equidad y Genero, de Derechos Humanos y Procuración de Justicia que están siendo escuchadas por los distintos Grupos Parlamentarios que dejaron de lado siquiera por una ocasión, las descalificación, el lucimiento personal, las cuotas de poder y el encono propio de los que se encuentran en oposición, ¡felicidades por ello!
Así pues, con este paso nos encaminamos  a la construcción de una sociedad con efectiva equidad, no solo de género, sino principalmente en materia legal, que brinda a las mujeres el acicate jurídico que les permita vivir libres de violencia en cualquiera de sus expresiones, pero no olvidemos que por más iniciativas, acuerdos, leyes, reglamentos, decretos y subterfugios legales no podremos construir una sociedad sin violencia ya sea para las mujeres, los niños, migrantes, adultos mayores, miembros de la comunidad gay, pobres o desposeídos sin la educación, sin esa que se mama, que se obtiene de los calostros maternos, del ejemplo de padres y mentores, de la rectitud y congruencia de las autoridades, gobernantes y legisladores; compartamos con todos y cada uno de los seres humanos que nos rodean la sabiduría que implica cero violencia de cualquier tipo y contra quien sea.

 ¡Quien ha sido educado por una Reina,  podrá tratar a todas las mujeres como Princesas!



El Morral del ciego:

En un claro uso de la facultad editorial, me permito agradecer a todas y cada una de las maravillosas mujeres que decidieron compartir conmigo parte du su vida, sabiduría e historia; a todas las que me brindaron consuelo y cariño, a las que me dejaron, a las que se fueron, a las que tomaron caminos distintos al mío, a las que lograron arrancarme una lagrima de tristeza o de placer, a las que compartieron su cama, su espacio, su cuerpo, su vida, su alma, sus sueños, triunfos y fracasos, su sonrisa, su amor y amistad. Mil gracias a Doña Emma que me dio la vida, a todas las mujeres de mi familia -hermanas, cuñadas y sobrinas- que han estado y estarán toda la vida, pero sobre todo a gracias a las que la vida me ponga enfrente para seguir aprendiendo de ellas y en especial a ti, que estas en algún lugar del horizonte, frente a mí o en otra latitud, en espera de nuestro encuentro, para que después de un largo beso… acabar juntos nuestra existencia. Gracias a todas

6 comentarios:

  1. Jorge Serrano Ramirez

    Gracias por tu columna mi estimado Benjamín, debo felicitarte por darnos informacion que podemos compartir con nuestros allegados y lo más importante de este comentario, tratar a las mujeres como se debe: con AMOR, RESPETO, CARIÑO, DELICADEZA, TERNURA, COMPRENSION... pero sobre todo TRATARLAS COMO EL SER HUMANO MAS PERFECTO QUE HAY EN LA TIERRA POR EL HECHO DE DAR LA VIDA...

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por este Eclipse, muy bien presentado, desarrollado y concluído.

    Te mando un fraternal abrazo


    René

    ResponderEliminar
  3. Hermano: me provocaste alberquitas en los ojos con tus pensamientos y sentimientos hacia las mujeres, principalmente para tu señora madre. Me gustaría platicar contigo para saber si los temas que eliges para ECLIPSE son variados, si tienen alguna especialidad y tratar de ayudarte a recabar información. Estoy tomando un curso sobre Derechos Humanos muy interesante y tengo material que nos han entregado en archivos electrónicos y con gusto está a tu disposición. Un abrazo
    Alfredo Pérez Flores

    ResponderEliminar
  4. "...muy interesante, pero sobre todo un final precioso!!! te mando un beso y un abrazo con cariño y gracias por permitirme ser una de las mujeres que ha compartido grandes momentos contigo..."

    ResponderEliminar
  5. mariana balboa





















    Para yacab@hotmail.com



    De:mariana balboa
    Enviado:miércoles, 03 de agosto de 2011 01:09:53 p.m.
    Para: yacab@hotmail.com

    Me encantó, muchas felidades, tienes toda la razón del mundo.

    Esperemos que las leyes les sean aplicadas sin consideración y al máximo, al autor de la muerte de Tifany, una niña de 8 años, cuya asesinato fué posterior a las reformas.

    El Morral del ciego me parece GENIAL, felicidades

    ResponderEliminar